Dos parejas, un impulso. Onibaba/Lady Chatterley

Volver a sentir el instinto primario,

los juncos salvajes y

la lluvia en tu cuerpo desnudo.

Volver a creer que sólo importa

el aquí y el ahora.

Volver a ver la libertad exaltada,

reflejada en el agua,

cuarenta años después.

Onibaba y Lady Chatterley.

Dos parejas. Un impulso.

Una imagen que vuelve

para seguir corriendo

hacia ninguna parte.

© Xavier Romero, julio 2017